Figueroa y la realidad que vivió en Cobreloa: “No me gusta que me digan quien tiene que jugar y quien no”



Compártelo con tus redes y amigos:

Marco Antonio Figueroa fue el primer técnico en la temporada 2020 de la Primera B en dejar su puesto. El entrenador no logró sacarle rendimiento a Cobreloa, por lo que llegó a un acuerdo con la directiva para dar por finalizado su proceso en la tienda calameña de manera anticipada.

El hoy ex estratega de los mineros conversó con Socios del Desierto, programa en el que abordó algunas situaciones que debió enfrentar en su paso por el cuadro loíno.

“No me podía ir de Chile sin hablar y sin mandarle un mensaje a todo el hincha de Cobreloa…el que nada debe, nada teme”, apuntó de entrada el “Fantasma”.

En relación a la conformación del plantel, insistió en que no contó con todo lo que solicitó. “La mayoría de los jugadores que llegaron fueron pedidos por mi. Voy a dar el nombre, para que quede claro, Soto, García, Ahumada, Jopia, Caballero, Hechalar, Delgado, Tellas, Monreal, los demás, llegaron porque no había más dinero“, expuso.

En esa misma línea, detalló que “aún así me quedé callado, aún así seguí trabajando porque confiaba mucho en los jugadores que yo había traído y creo y confío en que los jugadores van a tratar de ayudar al técnico que está ahora, a sacar puntos y a jugar bien porque son buenos jugadores”.

Luego abordó el rendimiento de Hernán Hechalar. “Si bien no fue uno de los jugadores que brilló o que ha tenido regularidad en su juego porque a este jugador lo seguimos de Colombia, donde fue figura, si ustedes pueden preguntar fue figura. A veces uno apuesta y uno o dos no resultan”.

El panorama económico de Cobreloa también fue analizado por Figueroa. “Tuve muchos problemas para hacer mi trabajo, me complicaron mucho la vida, no quiero culpar a ningún directivo, no me interesa hablar de alguien, lo único que quiero que entienda la gente es eso que yo no me trago eso de tenemos un equipo saneado, un equipo que no tiene deudas, pero está en segunda división hace cinco años. Yo quiero un equipo endeudado pero en primera división, porque es mucho más fácil sanearlo en primera división que en segunda división“.

Insistió además, que fue despedido. “Ustedes saben que tuve un conflicto grande con la directiva porque me despidieron post-pandemia, más bien, dentro de pandemia, cuando me mandaron al seguro de cesantía…se dieron cuenta que habían cometido un error porque yo estaba en el seguro de cesantía y no lo pudieron hacer, está de testigo Ramón Tapia”.

Por último, enfatizó que no le gusta que le hagan los equipos. “Ahora con el cuerpo técnico que llegó, lógicamente que ellos van a tener la carta abierta para decirle de todo, porque a mi no me gusta que me digan quien tiene que jugar y quien no, no me gusta que me digan por qué juega este y por qué no juega este otro”.

Revisa la entrevista completa aquí.

LEE TAMBIÉN:

También podría interesarte: Mercado: Así se están reforzando los equipos de la Primera B
Cobreloa confirma a su primer refuerzo de cara a la segunda rueda

loading...