Pese al gran arranque en Deportes Concepción mantienen la calma

Compártelo con tus redes y amigos:

Por @Pablo_ sepúlveda

Terminaron el semestre anterior sufriendo, luchando por salir de los últimos lugares de la tabla y atemorizados por el fantasma del descenso. Sin embargo, transcurridas cuatro fechas de la segunda rueda, el presente de Deportes Concepción es diametralmente opuesto. Con tres triunfos y un empate, los lilas se han alejado de las últimas posiciones, suman diez unidades y marchan a la cabeza de la clasificación si se considera solo esta rueda.

Pero aunque los números comienzan a sonreirles, en el plantel penquista mantienen la mesura y aseguran que aún no han conseguido nada, pese a que vienen una importante y trabajada victoria en el Valle del Aconcagua frente a Unión San Felipe.

“Sabíamos que sería muy difícil, habíamos visto videos de San Felipe, un equipo que corre mucho, que ataca verticalmente. Supimos contener todo eso con el trabajo de la semana, tuvimos pocos errores y la ocasión que nos creamos pudimos aprovecharla”, reconoce desde Concepción a www.futbolprimerabchile.cl, el arquero del “León” de Collao, Cristian Limenza.

Aparte del bajo semestre anterior, los lilas se vieron sacudidos por situaciones extrafutbolísticas que en su momento, oscurecieron el panorama, ya que los problemas económicos pusieron en riesgo su permanencia en la categoría, situación que finalmente no aconteció y que por el contrario, terminó fortaleciendo a los penquistas.

“La mayoría de los equipos nos miraba como que no estábamos motivados, que prácticamente estábamos descendidos y tenían que aprovechar eso. Nos agarramos de eso, nos motivamos, hablamos entre nosotros, también el profe diciendo que hay un orgullo propio, una familia detrás. Todo lo negativo que nos pasaba lo llevamos a lo positivo y lo implementamos dentro del campo de juego. De a poco vamos saliendo, no hemos logrado cosas importantes pero vamos bien encaminados”, asegura el paraguayo. 

Fundamental en este renacer de Deportes Concepción ha sido el silencioso trabajo del estratega Ariel Pereyra, quien arribó a un equipo sin rumbo para darle un nuevo vuelo futbolístico y reposicionarlo como protagonista de la competencia. “Ha influido bastante, ha hablado mucho, los trabajos son parecidos a los del profe Ribera pero nos ha hablado de lo familiar, lo psicológico. Por ese lado es fundamental, no hay que volverse locos, no hemos logrado nada, ahora se viene un partido más difícil”.

Es que Limenza aún no quiere pensar en una eventual clasificación a la postemporada. “El primer objetivo es salvarse del descenso, después pensar en una clasificación, en este minuto aún no nos hemos salvado, esa es la idea y después pensar en la liguilla”.

El próximo rival de los lilas será Magallanes, partido que está programado en el Estadio El Morro de Talcahuano, aunque se analiza la opción de utilizar el remozado Ester Roa Rebolledo, tradicional recinto donde el “León” solía ejercer la localía. “Por resultados no nos podemos quejar, hemos sacado buenos resultados nos hemos hecho fuertes en el Morro pero al profe le gustaría jugar en una cancha grande, quiere demostrar su juego en una cancha amplia, hemos trabajado en eso todo este tiempo. Si nos toca jugar en Collao, bienvenido sea, es una cancha bonita, lo más importante es dejar los tres puntos de local”.

Mirando al rival el golero guaraní espera un partido cerrado y complejo. “Respetamos a todos los rivales de la misma forma, esto recién empieza, hay que ir paso a paso, todos se juegan su opción, nosotros la nuestra, esperamos que la gente se motive con nosotros, estamos ilusionados. Jugué contra Deportes Concepción cuando estuve en Lota, sé como es la gente, se cuando están motivados. Contra Cobreloa fueron un factor fundamental para el triunfo, esperamos siga llegando más público, es un conjunto, el hincha aporta lo suyo, Concepción se merece pelear cosas importantes, hace tiempo que no lo hace”, cerró.   

Fotografía: www.deportesconcepcion.com