La historia de Lucas Campana: goleador dentro y fuera de la cancha

Compártelo con tus redes y amigos:

Por @Pablo_sepúlveda

Con solo 22 años, Lucas Campana  es un futbolista que ha debido sortear pruebas duras, no solo en el fútbol; también en la vida. El hoy goleador de Deportes La Serena, sufrió en 2013 un grave accidente automovilístico que lo tuvo al borde de la muerte, 12 días internado y uno como NN, ya que al momento del incidente – acaecido en el Barrio de Bajos Flores en Buenos Aires- se encontraba sin su cédula de identidad.

Pero hoy la vida le sonríe. Con una fortaleza digna de imitar, Campana dejó atrás la situación y luego de jugar en Huracán, fue cedido a préstamo a Deportes La Serena, elenco en el que ha tenido un alto rendimiento. De hecho, la semana pasada evitó la derrota granate en el clásico frente a Coquimbo Unido, tras convertir el empate, cuando restaban diez minutos para el término del compromiso.

“Lo comentaba con Mauricio (Salazar), vengo derecho en los clásicos, les hice dos goles en dos partidos, gané uno, empaté el otro, estoy invicto. Por ese lado estoy muy contento”, indicó desde La Serena a www.futbolprimerabchile.cl, el ariete argentino.

“Me abrieron las puertas de la mejor manera, pude empezar a hacer goles que es mi característica. Se me dieron las cosas bien y estoy muy contento con el club que me abrió las puertas y muy agradecido”, agregó, en relación al momento que atraviesa en el ámbito personal con la casaquilla granate.

Sin embargo, aunque fueron protagonistas en el semestre pasado, en el reinicio de la competencia, los granates no han logrado replicar los buenos números que los situaron en la final de la postemporada, instancia en la que cayeron frente a Everton. 

“Los equipos se dieron cuenta que queda la recta final y afinaron su juego, no nos subestimaron y nos salieron a jugar de diferente manera, más concentrados. No hemos perdido el juego del semestre anterior, tratamos de tener el control del balón. El sábado con San Felipe debemos volver a la victoria. Creo que cuando volvamos a dejar los tres puntos en casa, volveremos a la senda para estar en la liguilla”.

Visualizando ya el choque con el Uní-Uní, el trasandino espera un partido “trabajado, en el que no debemos desesperarnos porque ellos se cierran muy bien atrás. No se nos va a hacer fácil, tenemos que hacer nuestro juego, mantener el balón y cuando se nos abran los espacios, no perdonar”.

Finalizado el torneo anterior y tras perder la liguilla, Luis Musrri reconoció que una de las alternativas para jugar la final por el segundo cupo, sería que Everton ganara la tabla general, para así ocupar su sitio en esa llave decisiva. Sin embargo, el panorama hoy indica que de no mediar sorpresas, los albiverdes irán directo a primera, obligando así a La Serena a clasificar nuevamente a la postemporada.

“Nos hubiese gustado que una vez perdida esa final, Everton se cortara en la tabla pero no fue así. Hay que pensar para adelante, no nos podemos quedar con lo que está pasando porque lamentablemente están lejos de Temuco y nosotros también. Nos queda volver a las victorias y tratar de meternos en la liguilla, tenemos muchas chances”.

“No se me pasó por la cabeza no volver a jugar”

“Fue una experiencia compleja, tuve un accidente automovilístico, un día desaparecido cerca de mi casa, tuve una conmoción cerebral, pude salir adelante y volver a tomar mi trabajo”, narra el trasandino consultado por la experiencia que lo tuvo al borde de la muerte.

Aunque la magnitud del hecho, pudo tener consecuencias graves, lo cierto es que Campana jamás pensó que no volvería a vestirse de corto. “No se me pasó por la cabeza, siempre me lo remarco, fue gracias a mi familia que estuvo siempre, a la gente de Huracán que me dio una mano enorme, a mi representante, gente que en los momentos malos está con uno y ellos son los motivadores natos para que uno siga adelante”.

Campana no es el único futbolista que ha pasado por situaciones de esta naturaleza. Pablo Otárola aún se recupera luego de quedar en coma por un accidente en marzo de 2015. Alexis Viera, ex arquero de Ñublense afronta otro drama: luego de ser baleado en agosto pasado en Colombia, aún lucha por volver a caminar.

“Uno no es nadie para aconsejar pero lo que podría decir es que busquen a su familia que es la que está siempre, en los momentos malos más que en los buenos, porque en los buenos tienes mucha gente. Hay que tratar de buscar el apoyo sobre ellos, en sus seres queridos, en sus hijos”.

Otro que vive un duro momento, aunque no de la magnitud de los casos anteriores, es Giovanni Campusano, fracturado en la final frente a Everton. El formado en Huracán ha dialogado con el “Chucky”, para desde su experiencia, alentarlo en el lento camino de la recuperación. “Se lo he comentado, somos compañeros, es una gran persona. Está haciendo su recuperación a full y cuanto antes lo vamos a volver a ver en un campo de juego. Tiene una fortaleza mental y física envidiable, volverá muy pronto, tiene voluntad de sobra”. 

Fotografía: www.diarioeldia.cl