El partido que reunió a las “viejas glorias” de Cobresal

Compártelo con tus redes y amigos:

El pasado 4 de mayo en el Estadio Techado San Lorenzo del campamento minero El Salvador, se vivió una jornada llena de emociones y recuerdos.  Hasta  el lugar, invitados especialmente por la directiva de Cobresal, llegaron jugadores que han marcado la historia del club, profesionales que vistieron la casaquilla albinaranja con gran éxito, contribuyendo a engrandecer la historia de un club que representa el sentir minero a cabalidad.

En la cita, acordada como parte de los festejos por el aniversario 39 de la institución –nacida un 5 de mayo de 1979- estuvieron presentes insignes de la talla de Rubén Dundo,  Franklin Lobos, Antonio Zaracho, Juan Quiroga, Ramón Castillo, el “Lechuga” Araya, y el gran Sergio Salgado, entre otros.

Identidad y pertenencia, rescate de la historia, un lindo gesto de una institución que hoy quiere reverdecer laureles e instalarse nuevamente en la primera división del fútbol chileno. La campaña actual da para la ilusión, ya que marcha líder con 26 unidades, seis más que su escolta, Santiago Morning

Fue un partido que además permitió el reencuentro de otro elenco que marcó época en el norte del país. El rival de los mineros fue “Regional Atacama de Todos los Tiempos”. Los jugadores, claramente emocionados y sobretodo agradecidos de ser considerados en la simbólica  jornada, así lo expresaron a Primera B Chile.

“Me llamaron 15 días antes para invitarme. Hicieron reuniones con los socios para saber a quiénes iban a considerar. En los 39 años han pasado jugadores históricos por el club, fue un privilegio que me hayan llamado.  Me fui el 3 y me quedé hasta el sábado cinco, algunos estuvieron incluso hasta el partido que jugaron con San Antonio”, reveló a Primera B Chile el arquero paraguayo –nacionalizado chileno- Antonio Zaracho.

“Tuvimos la suerte de festejar con el directorio, los 39 años de Cobresal. La recepción extraordinaria, después de tanto tiempo ver a compañeros, fue espectacular. Me dio mucho placer haber puesto un granito de arena en ese club, marcar 40 goles en dos años, ser campeón invicto como local con ese club (en Primera B en 1998), expresó Rubén Dundo integrante junto a Rubén Martínez de la recordada dupla Ru-Ru, que la rompió con la casaquilla minera en los años 1998 y 1999.

Ramón, el “Choper” Castillo fue otro de los considerados en la cita. En el 2000, acertando los análisis de apuestas de fútbol, le marcó el 2 a 1 a Arica en la última fecha del campeonato de ascenso, asegurando el vicecampeonato y el retorno de Cobresal a primera.

“Fue una sorpresa grande, se nota que dejé algo bueno en El Salvador. Conversando con mis compañeros fue gratificante. Un llamado y no me negué, tenía que estar allá con la gente, feliz partí para El Salvador”, expresó el también otro goleador de Rangers de Talca.

Sin duda el más solicitado por los hinchas para fotografías fue el histórico entre los históricos, Sergio, el “Negro” Salgado. 274 goles con la camiseta de Cobresal lo sitúan entre los gigantes de la institución.

“Muy contento, reencontrarse con colegas de esta profesión, fue algo maravilloso, agradecido de la institución, siempre se acuerdan de mí. Tuve la invitación, dije altiro que sí”

Recorriendo el campamento: “Hay menos gente”

El partido de fútbol cinco entre los históricos de Cobresal  y “Regional Atacama de Todos los Tiempos” –triunfo para la albinaranja 13 a 9, no fue la única actividad que la directiva de Cobresal tenía preparada para sus emblemáticos militantes. Incluso más emotivo que el encuentro deportivo en sí, fue volver a caminar por el campamento y apreciar los cambios que los años han provocado en pleno desierto, a más de 2 mil metros sobre el nivel del mar.

“Lo más emocionante fue el recorrido con los dirigentes, hasta la casa donde viví con mi familia. Pasamos  a ver como estaba la casa, mis hijos estudiaron en la escuela Óscar Yáñez Pastén. Muy lindos recuerdos, la gente de esa época mucha sigue viviendo ahí, veo que hay menos habitantes pero la gente es muy tranquila, respetuosa. Estuvimos con todo el plantel,   consignó Zaracho, campeón de la Primera B en 1998 y quien recomendó traer a Chile a Ever Cantero, actual goleador de Cobresal.

“Ha cambiado, mejorado mucho en infraestructura, casas nuevas, canchas de pasto sintético que no había, ha mejorado el club, la sala de gimnasios, los camarines, una evolución muy importante pero lo más importante es que Cobresal no le debe un peso a nadie, por eso es uno de los más sólidos de Chile”, rescató Rubén Dundo.

“Estuve en el estadio, en el camarín, hay más cosas, harta comodidad, fuimos a caminar por donde estuvimos viviendo anteriormente y fue emocionante, un lugar muy tranquilo. A lo mejor algunos no se acostumbran pero hay que pensar que es un lugar de trabajo, muy seguro. Hay cosas que cambian pero por el tiempo que estamos ahora, a lo mejor hay menos gente pero la que está, está apoyando a la institución”, cerró el “Negro” Salgado.

Una jornada que quedará en las bitácoras de un Cobresal que apostó por el retorno de sus viejas glorias. Pasado y presente unidos en torno a la camiseta albinaranja.

Fotografía Cobresal Oficial 
También podría interesarte: Periodista hijo del técnico puntero de la Primera B revela persecución contra él y su padre en la era Jadue
Las actividades que prepara Cobresal para festejar sus 39 años de vida