Las claves de la gran final entre Unión San Felipe y Deportes Melipilla



Compártelo con tus redes y amigos:

Por Gerardo Silva

Solo restan algunas horas para la final de la liguilla de Primera División B del fútbol chileno ¡lindo partido nos espera para bajar el telón de la temporada 2020!

Unión San Felipe recibirá en su reducto, el mítico Municipal de San Felipe, al aguerrido Deportes Melipilla, será un partido de aquellos, por varias razones: San Felipe en su pequeña bombonera se hace fuerte, es un equipo joven, liviano, luchador, de transiciones rápidas,  a veces da la impresión  que tuviera más jugadores en cancha, esto sencillamente por la dinámica que le imprime al juego, las excelentes triangulaciones y el volumen ofensivo, pero no sólo eso, sino que también la voluntad para generar equilibrio y superioridad numérica defensiva

Además se ha visto muy bien en el juego aéreo defensivo, todo esto es Unión San Felipe. Nos hemos  enterado qué tiene un equipo técnico multidisciplinario donde hay profesionales dedicados a desmenuzar el sistema táctico del rival de turno y le saca la radiografía a cada uno de los jugadores que van a enfrentar, para ser honesto, en la táctica fija no he visto mucho de Unión San Felipe, creo que en ese aspecto del juego se ha venido quedando con el correr de las fechas, confían en el sistema bien aprendido que manejan, en la inteligencia táctica qué le otorga la experiencia de su técnico y porqué no decir, el inmenso envión anímico que le genera estar ganando la llave en los primeros 90 minutos en calidad de visitante.

¡Ah, pero cuidado que hay un rival enfrente!, otro que tiene muy bien aprendido su libreto, con jugadores que se apegan fielmente a las indicaciones de su nuevo técnico John Armijo quién le agregó  al gran equilibrio defensivo que tenía, una forma distinta de atacar y ser un equipo mucho más propositivo, a Deportes Melipilla le hemos podido observar una mejor dinámica y movimientos tácticos ofensivos para liberar su goleador Soza y encontrar espacios, no podemos negar que el plus que ha ofrecido el equipo del “Potro Solitario” en los partidos de la liguilla es evidente.

Para mi gusto, el partido de la primera final lo perdió Melipilla por sus propios errores, más que por virtudes del rival, no pudo ni supo resolver sus dificultades tácticas coordinativas durante todo el encuentro, me parece qué sintió mucho la ausencia de Gonzalo Lauler, hombre qué hace sentir su liderazgo, representa solvencia y equilibrio para sus compañeros dentro del campo de juego, seguro será de la partida y luciendo la jineta de capitán.

San Felipe sabe que tiene una ventaja, que por exigua que sea, le permite por ahora ser campeón de la liguilla y formar parte de la serie de honor del fútbol chileno la temporada 2021, por lo tanto su cuerpo técnico multidisciplinario debe estar sacando todos los cálculos y haciendo los ajustes como para mantener el resultado o intentar ampliarlo, pero en ningún caso arriesgar lo que tiene ganado.

Lo anterior nos hace pensar que veremos a Unión San Felipe bien parado en el fondo y con un montón de mediocampistas tratando de tener el balón y a propósito de esto generar situaciones en una defensa, que por la necesidad del resultado, tendrá la obligación de arriesgar e intentar jugar 20 metros más adelantada.

Deportes Melipilla en tanto, necesita generar fútbol en campo contrario, meterle mucho volumen ofensivo y movilidad constante para que se produzcan los espacios que necesita, además de tener la capacidad de habilitar entrelíneas para poder llegar al gol del empate, si lo logra, de ahí para adelante todo puede pasar, va a depender de las capacidades individuales para ganar los duelos, de los complementos colectivos en cada una de las zonas y también de las ventajas y desventajas que pueden tener en el balón detenido ofensivo y defensivo, y que no estemos hablando de la pelota parada sino más bien de la táctica fija.

Sin duda será un lindo partido para observar y disfrutar, siempre he sostenido que el último partido de cualquier competición no se analiza, no se sacan conclusiones, el resultado ya está y no hay nada más que hacer. El que pierde lo llora y el que gana lo celebra, así es el fútbol, es pasión de multitudes, esta final la están jugando quienes hicieron los méritos para estar ahí, señores directivos, cuerpos técnicos, jugadores, hinchas de ambos equipos. Reciban un saludo afectuoso y mis deseos de éxito para ustedes, que Dios les bendiga, sea cual sea el resultado, realizaron un gran trabajo.

Fotografía Jorge Díaz/Comunicaciones Deportes Melipilla.

LEE TAMBIÉN:

También podría interesarte: San Luis en crisis: “De local terminamos jugando con un 5-5-0, vergonzoso”
Cobardía

loading...