“Sueño en Azulgrana”: El libro que rescata la verdadera historia de Iberia de Los Ángeles y que pugna por ser publicado

Compártelo con tus redes y amigos:

Un infarto tuvo al borde de la muerte a Norman Matus, autor del libro. Tras esa experiencia, se decidió a materializar una idea que por años rondó en su cabeza: rescatar la historia de Iberia de Los Ángeles. Luego de un lustro de trabajo diario, la obra está lista.  Sin embargo, no ha logrado reunir los fondos para su publicación.

Norman Matus lleva en la piel a Iberia de Los Ángeles. Toda una vida como hincha de la azulgrana –  de la mano de su padre, siguió al cuadro iberiano desde niño, – y ya de adulto dedicado a las comunicaciones, específicamente la radio, primero en el programa Enfoque Deportivo de Radio Camila y luego en Sintonía Deportiva de Radio Universal. Ha sufrido y vibrado desde muy cerca con las historias del elenco azulgrana, esas que muchas veces quedan en el olvido o solo forman parte de los recuerdos de los más fanáticos, en un país que suele concentrar la cobertura mediática en los “grandes”, como si las experiencias de aquellos que por decisión propia o tradición familiar se enamoraron del club de su tierra, tuvieran lisa y llanamente un escaso valor.

“Sueño en Azulgrana” es el nombre que escogió para su obra, un libro que ya está terminado. Una idea que lo persiguió durante años y que casi no alcanza a concretar: un infarto lo tuvo al borde de la muerte. Tras esa experiencia, decidió finalmente, recopilar datos estadísticos, historias y anécdotas, para a través de su pluma, reconstruir la historia de Iberia de Los Ángeles. Desde esa ciudad, accede a conversar con www.primerabchile.cl.

“La motivación venía desde hace muchos años, de hecho cuando era más pequeño tenía la idea de juntar recortes, escribir estadísticas del club, sin pensar que en un futuro iba a terminar escribiendo un libro”, nos comenta.

“Cuando decididamente me aboqué a esto – prosigue su relato Matus – fue después que sufrí un infarto. Estuve de verdad, al borde de la muerte, 15 días en estado de coma, me operaron del corazón, me cambiaron unas válvulas. Después que Dios me dio la oportunidad de seguir viviendo, dije, voy a estar más desocupado y comencé a trabajar, ya llevo más de cinco años en la investigación del libro, que terminé este año. Ahora estoy a la espera del financiamiento para publicar. Son sus buenas lucas, cuatro a cinco millones de pesos”

Ya habrá tiempo para abordar el principal escollo que ha debido sortear para finalmente, poner en circulación su obra. Por ahora, concentremos en lo que “Sueño en Azulgrana”, entrega a través de sus páginas.

“El libro es bien osado. Uno podría pensar que es sobre la campaña del ascenso a Primera B después de 22 años. No, derechamente comienza en los anales de Deportes Iberia, desentrañando historias olvidadas de este club, develando varios misterios como quien fue el fundador, donde se creó el club, las razones del nombre Iberia, en que año y como llegaron los catalanes hasta el año 2014”.

Para una lectura simple, Matus dividió su obra. “La primera parte desglosa la historia; desde el año 1945 hasta el 2014 va separado en temporadas por campeonatos oficiales. Se destacan las campañas, estadísticas, fotografías, mucho material que fue la piedra angular para el documental del CDF, que finalmente salió a escena hace algunos meses”.

Pese a conocer de antemano un sinnúmero de situaciones que han marcado a la azulgrana en el proceso de recopilación de datos y posterior escritura, Norman Matus se encontró de frente con hechos que lo sorprendieron. Accede a revelar algunos como un pequeño adelanto para sus futuros lectores.

“Hay varias, por ejemplo siempre se hablaba que el club había sido fundado por los catalanes, donde había estado metido el cura Gilberto Lizana, quien era español. En realidad fui desmitificando varias cosas que no eran como se decía. Iberia no lleva el nombre por los catalanes, lo más curioso es que nació con el simple propósito de unos muchachos de armar un club para jugar a la pelota pero no tenían los recursos necesarios”.

“Uno de los de este grupito –continúa- trabajaba en una compañía de seguros, se llamaba La Iberia. Habló con su jefe para que pudieran financiar al club, regalarle cinco mil pesos, esa fue la cifra exacta y poder comprar botines.  Por eso empezaron a llamarse Iberia y con ese nombre participaron en el fútbol amateur, llegando en 1946 a primera división. El cura Lizana no fue el fundador, si no don Alberto Cazorla, un dirigente que me da mucha pena porque no se le ha dado el respaldo ni reconocimiento necesario. En 1962, fue presidente de la Asociación de Técnicos de Chile pero en la historia futbolística se habla prácticamente nada de él”

Siempre de acuerdo a lo investigado por el autor de “Sueño en Azulgrana”, “Iberia nació en una pensión. Los catalanes llegaron en la década del cincuenta. Varias cosas no eran como se decía, me deja marcando ocupado, lo transmito en el libro para que se sepa cómo fue la historia real. Nadie a la fecha se había preocupado de esa situación. Gracias a este libro se pretende mostrar la verdad”.

Los cochinos pesos…

Una verdad que por ahora – más allá de esta nota – permanece oculta al público. El financiamiento para publicar, brilla por su ausencia. Nuestro diálogo fluye inexorablemente hacia el tema recursos. Ingrato hablar de dinero, incluso mala educación para algunos, pero no queda otra. Es la dictadura de los cochinos pesos, del mercado. La cifra necesaria en este caso ronda los cinco millones de pesos.

“El club al ser sociedad anónima tiene financiamiento única y exclusivamente para la institución, no para el libro. Me han ayudado, no tengo nada que decir, de hecho hicimos juntos el estreno del documental pero el financiamiento es muy difícil, lo estoy viendo de forma particular, a través de empresarios, gente de comercio a ver si resulta y publicar. Sería genial que saliera este año porque de verdad es el primer libro que se hace decididamente con la real historia de Iberia, no la que aparece en Wikipedia”, afirma Matus.

Y así continúa entrampada la publicación de un material que tiene un valor no solo emocional, también histórico, fruto de un trabajo detallado, metódico y muy  riguroso. “Revisar año por año por año, diario por diario, el Diario La Tribuna, buscar notas de la revista Estadio. Revisé toda la colección de la revista Estadio, del 45 al 72. Fueron cinco años en los que todos los días avanzaba un pedacito, hasta ahora último”.

Dedicación que sin embargo, no ha sido atractiva para las editoriales. Otra vez aparece el tema de los cochinos pesos. Difícil no rebelarse ante estas situaciones, pero Matus, con la sapiencia que entrega el paso de los años, se lo toma con moderación.

“Uno lo hace con la intención de desentrañar la historia del club que ama pero también buscar un poco de financiamiento, compensar todo el tiempo, vender el libro, obviamente a un precio justo para los hinchas. Un día me llamó una editorial de Santiago para preguntarme por el trabajo que estaba realizando, me dijeron sabe que, honestamente su libro para nosotros comercialmente no nos sirve mucho, su nicho es muy pequeño. Es complicado publicar un libro pero no pierdo la esperanza”.

Esperanza que tal vez contrasta con la realidad de Chile. Año de campaña presidencial, pero el tema de los libros no existe en la agenda de los candidatos. Todo es números, economía y dinero, como si el humano simplemente no conociera otras dimensiones del ser, como por ejemplo, la cultural. La conversación se vuelca a un punto de fondo y Matus esta vez, dispara artillería pesada.

“El IVA del libro acá en nuestro país es una sinvergüenzura. De acuerdo a lo que he podido leer Chile es el país más caro de libros de América Latina. Nadie se preocupa de ese factor, después se quejan de la parte intelectual de la sociedad chilena, pero si no hay cercanía con los libros, al final pasa que terminas comprando pirata, no de buena calidad. Es una pena, en promesas de campaña hay de todo, pero nadie se acuerda del libro”, reflexiona el autor de “Sueño en Azulgrana”.