El ambicioso proyecto con el que Deportes Valdivia pretende captar a los talentos de la región

Compártelo con tus redes y amigos:

Deportes Valdivia está empeñado en consolidarse como un club capaz de competir regularmente en el fútbol profesional y establecer bases sólidas para seguir creciendo como institución. Clave en ese desarrollo es contar con una red que les permita primero, captar a los talentos que hay en la Región de Los Ríos y segundo, pero no menos importante, contar con todo lo necesario para que estos puedan desarrollarse.

Con ese objetivo, están generando una importante red de escuelas comunales de fútbol, a cargo del constructor civil, especialista en gestión deportiva, Jean Paul Gipoulou, quien accedió a conversar con Primera B Chile.

¿Cómo surge esta iniciativa?
“Por la inquietud del presidente de Deportes Valdivia, José Gandarillas, quien vivió varios años en Europa y conoce un poco como trabajan los grandes equipos europeos y como captan jugadores, además del rol social que esto cumple, sobretodo en comunas más pobres donde las oportunidades de los niños de estudiar, salir de sus casas, son menores, el fútbol y el deporte en sí es un herramienta para lograr esto. En una conversación con él, empezamos a tirar ideas y salió esto al baile, empezamos a trabajar sin tener más que ganas e ideas”.

¿En la práctica, cómo opera esta red?
“Son dos formas de trabajar, hay lugares donde hay escuelitas creadas y cuando está esa situación, nos sumamos al trabajo que esas escuelitas tienen, son comunas chicas, llegar con otra escuela es generar anticuerpos con la comunidad, preferimos sumar en vez de dividir. Por ejemplo en Máfil, nos vamos a sumar al trabajo de Alexis Peña, él ya tiene un trabajo, con los recursos que estamos juntando, con la forma de trabajar que tenemos en nuestro fútbol joven le vamos a entregar implementación que le falte, camisetas, petos, además de capacitación e ir progresando en sus maneras de trabajo, llevando a profes a hacer clínicas, invitando a los profesores a Valdivia, ir sumando al trabajo de ellos.

“Lo otro es como lo que nos sucedió en San José, donde no encontramos ninguna escuela que nos llenara como para sumarnos, tampoco nos vamos a sumar a una escuela que nosotros creemos no hace las cosas bien, formamos una escuelita con dos o tres personas de allá, tenemos un coordinador, yo lo conocía de antes, había trabajado con niños, con él comenzamos una escuela, es nuestro caballito de batalla, la inauguramos oficialmente el 28 de junio. La municipalidad nos ha apoyado un montón, nos facilita gimnasios, sobretodo ahora en invierno que es más complicado por el frío y la lluvia, nos presta la cancha de fútbol municipal, este fin de semana vamos a entrenar en cancha de pasto, tenemos otros colaboradores, canchas de pasto sintéticas que nos prestan cuatro horas a la semana. Así, tocando puerta a puerta hemos logrando generar recursos para ir comenzando”.

¿Cuáles son los principales inconvenientes que han tenido?
“El clásico y típico problema de las lucas, como levantar los fondos, la gente cree poco, en algunas comunas hemos ido a tocar puertas, local comercial por local comercial y muchas veces me han dicho ni para la Teletón juntamos tanto dinero. Eso ha sido un escollo importante pero que se suple con que una empresa grande te crea, vas a suplir cien puerta a puerta, esa es la valla más grande a saltar, porque lo otro es trabajo, orden y creerse el cuento que esto tiene un sentido y una razón de ser importante”.

“Estamos trabajando aliados a un crew-founding, una plataforma virtual que se dedica a mostrar proyectos y recaudar fondos de privados a través de esta plataforma. Por ejemplo, si colocas 5 mil pesos a esta campaña, vas a tener un 40% de descuento para lo que queda de temporada en el abono de Deportes Valdivia”.

¿Funciona?
“Sí, ha funcionado, cuesta un poco sacarle plata a la gente porque muchos no creen, les cuesta creer más que soltar cinco lucas. Como te decía, nuestra campaña ya inició con esta primera escuela en San José que va a ser nuestro espejo, nuestro modelo tangible para que la gente diga en San José está pasando esto, en Mafil ya pasó esto. Por ejemplo, la empresa Blumar, que es una empresa salmonera de harina de pescado que está en Corral, nos donó una cantidad de dinero en implementación, la plata no pasó por nosotros, fue directa la orden de compra a nuestro proveedor de implementos y ya el sábado nos van a llegar varias cajas con mini-arcos, balones, petos, estacas y todo lo necesario para trabajar. Con eso tengo para dos escuelas”.

¿Cuántas escuelas pretenden crear?
“Una en cada comuna, son 12 comunas en la región”.

¿Tienes un plazo para desarrollar este proyecto?
“En un principio fuimos súper ambiciosos, dijimos esto lo vamos a sacar súper rápido, el papel aguanta todo, es un proceso lento, nos dimos cuenta que el puerta a puerta es lento, convencer a la gente, entonces dijimos, vamos  armar bien nuestra escuela de San José, ya está andando, ahora, mall Plaza Los Ríos también nos hizo un aporte importante, ese aporte ya fue en dinero, con esos dos grandes aportes, creo que vamos a implementar dos o tres escuelitas más, Máfil, Los Lagos y Panguipulli. A fines de agosto estaríamos ya con cuatro o cinco escuelas andando”.

“Una de las intenciones de esto, es que estas escuelas puedan hacer un trabajo técnico-táctico muy similar a lo que se hace en el fútbol joven nuestro acá, con profesionales, entonces un niño de 12 o 13 años que quedó en nuestro fútbol joven, es llamado a jugar con nosotros el torneo ANFP,  siendo tan chico no es bueno que viaje desde San José o Futrono que son dos horas en bus, pueda hacer este mismo trabajo en su escuelita en Futrono y viajar dos veces a la semana a Valdivia, pero no pierde el entrenamiento y proceso que están siguiendo sus compañeros”.

¿La edad de los niños con los que están trabajando?
“De todas las edades, ya para empezar a hacer un pequeño trabajo con los niños, de seis en adelante, niños y niñas, está abierto para ambos. Desde el próximo año tenemos que tener fútbol femenino adulto en el club deportivo, más allá de las escuelas, para el torneo ANFP.  Se pueden sumar hasta los 15, 16 años. Esto tiene dos roles, uno social, porque sabemos que de todos los niños, llegarán al primer equipo dos, tres, cinco, otra cantidad va a llegar al fútbol joven, pero hay otro resto que no tienen porque tener el talento que tienen los otros pero sí se va a seguir haciendo el trabajo con ellos, van a seguir en la escuela, ayudarlos porque muchos de ellos están en riesgo social con familias con el papá preso, alcohólico, sufren violencia, es una ayuda que entendemos que es importante para la sociedad. Como club queremos participar y ayudar en eso también, más que crear futbolistas de élite, que es parte de nuestro negocio también”.

¿Desde tu experiencia, cuál es la etapa fundamental en la formación de un futbolista, en qué años se marca la diferencia?
“Bueno, un chico se ve con proyección desde que toca su primera pelota pero después de eso viene un trabajo un poco silencioso porque en la primera etapa del desarrollo del deportista es solo juego, no lo presionas mucho, luego entre los 9 y 11 años empiezas a hacer un trabajo y empieza a marcarse la diferencia, pero el talento sin cabeza no sirve de tanto, hay que hacer un trabajo más que psicológico, enfocado a la confianza, que son capaces de lograr cosas y que sin trabajo y esfuerzo no se llega muy lejos”.

Me imagino que también hay que contar con una red de profesionales, especialistas en el ámbito emocional, en la nutrición, preparación física…
“Absolutamente, hay un trabajo importante que hacer aparte del trabajo táctico y futbolístico. Como club, hace algunas semanas firmamos un convenio con la Universidad Santo Tomás. Dentro de este convenio está el aporte de profesionales multidisciplinarios en el área de asistencia social, nutrición y psicológica. Nos van a ir preparando planes de nutrición, chicos con problemas sociales, en la casa, esto también va a ir para las escuelitas”.

lee también

El revelador relato del presidente de Deportes Valdivia ante la comisión investigadora de la ANFP sobre las dificultades que genera la cuota de incorporación

Me mencionabas que el presidente de Valdivia, José Gandarillas vivió en Europa, en Inglaterra específicamente. Acaba de ser campeón del mundo Francia, tiene una escuela de formación potente, si uno se pone a pensar, el talento está en todas partes, lo acaba de demostrar esta generación de futbolistas chilenos. Pareciera ser que en Chile falta ese trabajo serio que se está haciendo en Francia, en la misma Inglaterra, con objetivos, plazos y condiciones para desarrollarse y competir al más alto nivel. En nuestro país, eso no se escucha, ni siquiera como idea…
“Igual que Bélgica, hace 15 años partieron con esta camada de jugadores, esta nueva estrategia formativa e hicieron eso. Se me olvidó el nombre (Michael Sablon) del encargado de ese mega proyecto que tuvo Bélgica  después de una eliminación en una Eurocopa, cambiaron toda su metodología, todo el sistema, incorporaron a los inmigrantes. Esa es una de las cosas que queremos hacer acá, una prueba de jugadores con la comunidad haitiana que está llegando a Valdivia, como no va a salir un morenito que sea figura en nuestro club más adelante”.

Colocaba este tema porque insisto, esto no es generación espontánea, por mucho que Chile sea bicampeón de América, hay que trabajar en serio, profesionalmente. A partir de todo lo que he reporteado, me da la impresión que eso no está; un ejemplo: Deportes Valdivia tuvo que pagar una cuota de incorporación escandalosa, recursos que se pudieron invertir precisamente en el proyecto que ahora están desarrollando…
“De todas maneras, esa cuota de incorporación nos generó mucho daño, todavía el club está pagando esa primera mitad, por suerte después de harta pelea, se perdonó la sgunda mitad, de los mil 300 millones se van a pagar 650 o 700 no más…”

Sí, pero tú estás pidiendo de a 5 lucas…
“Exacto, nosotros con 10,15 millones de pesos, ponemos un millón en cada escuela y dejamos a todas las escuelas andando, después a goteo uno puede ir juntando más recursos para el día a día. Es un daño tremendo que se le hace al fútbol formativo esos cobros ridículos. 700 millones que se fueron a pagar esta cuota…”

Y que nadie sabe en que se usan…
“Nadie sabe y para recuperarlos, hay que descender, entonces nadie entiende nada de este cuento”.

Entonces vuelvo al ejemplo de Francia campeón del mundo, acá se habla que ellos trabajan en serio, a largo plazo. También se puede hacer en Chile pero hay que tener la voluntad para ir en esa dirección, el ejemplo está, hay que imitarlo”. 
“Exactamente, ese es nuestro objetivo, ojalá nos salgan un par de chicos buenos que pudieran, de las comunas, ir complementando nuestro plantel profesional. Así también, hacemos una suerte de sentido de pertenencia desde las comunas al club. Uno de los entrenadores de las comunas me está pidiendo llevar ropa del club para allá porque hay mucha gente interesada en comprar la camiseta, un tazón, tener entradas para el estadio, cosas que hasta hace dos o tres meses, no estaban pasando. Ya en San José, me está pasando eso que me están pidiendo como puedo comprar una camiseta, sobretodo los papás de los chicos que sienten que su niño  juega en Deportes Valdivia, están preocupados del resultado del club el fin de semana, estamos haciendo que esas 50 mil personas de San José, estén paradas con una orejita en el club”.

Si quieres conocer aún más de este proyecto, pincha aquí
También podría interesarte: El millonario préstamo gestionado por la ANFP para “salvar” a los clubes del ascenso
El accidentado retorno de Deportes Valdivia al sur tras bajar al puntero Cobresal