El interrumpido proceso de regreso a los entrenamientos de San Luis



Compártelo con tus redes y amigos:

Hasta ahora, solo un reducido grupo de equipos de la Primera B ha logrado entrenar, pensando en el retorno al fútbol, que por surrealista que parezca, se mantiene oficialmente contemplado para el 31 de julio.

Rangers, Deportes Santa Cruz y Ñublense han logrado trabajar con regularidad, mientras que San Marcos enfrentó algunas dificultades en su retorno, al no contar con todas las autorizaciones respectivas.

San Luis es otro equipo que alcanzó a trabajar en cancha, aunque la cuarentena que rige en Quillota desde el viernes 26 de junio y que ya se anunció, se mantendrá hasta el 17 de julio, obligó al cuadro canario a detener las prácticas.

“Estuvimos entrenando dos semanas, de forma presencial”, contó a Primera B Chile, el técnico de los canarios, Víctor Rivero. “Nos encontramos con una situación que no estábamos acostumbrados como cuerpo técnico, el jugador por primera vez, deja de entrenar de forma presencial o en una cancha por más de 100 días“, agregó Rivero.

La extensa paralización, por supuesto generó un retroceso en ciertos aspectos de los futbolistas. “Hay capacidades físicas que se perdieron totalmente, no solo producto de 100 días de dejar de entrenar, si no de 100 días de incluso, dejar de caminar, en las ciudades que estás en cuarentena no te puedes trasladar. El fondo físico, más la fuerza del jugador y la musculatura son los grandes perjudicados”, apuntó el estratega de los quillotanos.

Por lo mismo, hubo algunos hechos inusuales que apreciaron en esas dos semanas de trabajo. “Nos encontramos con situaciones en el que el jugador tenía miedo de pegarle al balón, el mismo hecho de pisar una cancha, grupos musculares que no se le había dado uso, la planta del pie, nos encontramos con situaciones nuevas que hay que ser muy cuidadoso para la planificación de las cargas y los tipos de entrenamiento, más los protocolos que tiene que llevar a cabo cada club”.

Situación económica

En varios clubes de la Primera B se han producido quiebres debido a la forma en que las instituciones han manejado la paralización del fútbol. Temuco y Cobreloa, por ejemplo vieron enfrentados a sus dirigentes y jugadores, tras acogerse a la Ley de Protección al Empleo.

En San Luis han logrado llegar a acuerdos. “Tuvimos la experiencia de lo que había sucedido en otros equipos y por lo mismo, la dirigencia del club aprovechó esa experiencia y en conjunto con el cuerpo técnico y los jugadores, tratamos de llegar a un acuerdo para que las partes no quedaran distancias y no se quebrara la confianza“, expuso Rivero.

“En esto tenemos que remar todos para el mismo lado, entendiendo la situación que está pasando en el mundo, en el país, el club y ls jugadores hicieron u esfuerzo importante para de alguna manera, no generar un problema, se llegó a un acuerdo en cuanto a las rebajas salariales”, especificó el entrenador canario

Puedes revisar la entrevista completa aquí.

LEE TAMBIÉN:

También podría interesarte: Víctor Rivero detalló los motivos de su salida de Cobreloa: “Íbamos a dejar a la dirigencia condicionada a un plantel conformado a nuestro gusto”
Cobreloa sancionado por cánticos racistas de sus hinchas

loading...