Pablo Otu00e1rola

La incansable lucha de Pablo Otárola



Compártelo con tus redes y amigos:

Cinco años han pasado desde el grave accidente que cambió la vida del defensa Pablo Otárola. El 20 de marzo del 2015, el zaguero, por entonces jugador de Deportes Temuco sufrió un accidente que lo dejaría con graves secuelas

Mientras se dirigía a visitar a su familia en Talcahuano, un camión impactó su vehículo. El diagnóstico fue lapidario: pelvis fracturada, daño neurológico y 1% de sobrevida.

Pero no se rindió y ya ha pasado un lustro desde aquel fatídico día. No se sa ha cansado de luchar y ha experimentado importantes progresos. Según informa la cuarta, puede respirar por sí mismo, levanta las manos, hace gestos y muecas y se logra poner de pie con ayuda de kinesiólogos. Eso sí, no puede hablar.

Él está bien ahora, sigue postrado en su cama, pero cada vez se conecta más, se pone contento por sus avances, hace gestos de que nos quiere hablar, se alegra cuando lo van a visitar porque se da cuenta de todo. Para todos es un milagro lo de Pablo, él da dado lo máximo para salir adelante, porque los doctores nos dijeron que viviría seis meses, pero llevamos cinco años avanzando“, cuenta su hermana, Johanna Otárola al medio ya citado.

“Pablo trabaja todos los días para mejorar, y nosotros estamos pendiente de él en todo momento. Lo pone feliz compartir con sus sobrinos, se ríe, los sigue con la mirada, hace el esfuerzo de intentar hablarles, su mente sigue funcionando, se acuerda de lo que le pasó, de sus amigos, de lo que vivió en el fútbol, a veces cuando le mostramos videos antiguos se pone un poco triste y cierra los ojos, pero le entretiene ver fútbol, tener visitas que lo hagan sentir vivo y pleno”, añade su hermana.

La incansable lucha de un verdadero guerrero.

LEE TAMBIÉN:

También podría interesarte: Quédate en casa: Cinco libros de fútbol recomendados para no salir del hogar (parte 1)
La suspensión del campeonato tiene para rato

loading...