Respeto, empatía



Compártelo con tus redes y amigos:

Son dolorosos los desengaños. Quizás de ahí tienda a pensar que son peligrosas las creencias. Muchas veces los hechos las derrumban como un castillo de naipes; la realidad te golpea y las ilusiones se van a piso; la esperanza se vuelve desesperanza.

Lo comprobé este fin de semana. Cuando iniciamos este recorrido en Primera B Chile, pensábamos en lograr una comunidad activa de hinchas, aportando ideas, reflexiones, opiniones en algo que nos apasiona a muchos: el fútbol y en este contexto nuestros clubes.

Era uno de los objetivos que buscábamos. Por lo mismo, hoy debiésemos estar saltando en una pata. Creía que con números como los de esta semana, lo estaríamos…Pero no. Podríamos quedarnos con el dato, con lo superficial. Más de 200 comentarios en algunas notas, en otras, incluso sobre 300.

¿Qué pasó? Tristemente simple, el insulto le ganó al respeto, las ganas de disparar atrincherado en una red social y desde la posición que supuestamente te otorga una camiseta, se impuso al ánimo de intercambiar puntos de vista, de sinceramente, tratar de entender al otro.

¿En serio un partido puede generar tal grado de violencia? Se revuelve el estómago de tan solo pensarlo…Si en esto nos vamos a convertir, debo reconocer que añoro el silencio.

A estas alturas poco importa quien empezó, quien lanzó la primera piedra: lo fundamental está en quien tendrá la grandeza para terminar con esta insensatez.

Por Pablo Sepúlveda Zárate
Editor general www.primerabchile.cl

LEE TAMBIÉN:

También podría interesarte: Cobreloa vs Ñublense: el partidazo que queríamos ver y no veremos en la Primera B
¿Una final anticipada?

loading...